Mi mundo literario

Las creaciones literarias bilingües de Helena Sauras

Entonces la vi. Como un destello, colgada de un clavo del cuarto, había otra llave. La probé mientras oía los pasos que se acercaban. La cerradura cedió con un clac y empujé la puerta. Corrí a lo largo de un camino a tientas. Por allí, si no recordaba mal y lograba cruzarlo, se llegaba al bosque. Me perdería entre la maleza y los árboles y la despistaría.

Pero todo salió mal, porque no pude hacerlo. La turbiedad de su mirada me alcanzó y no tuve otra opción que rendirme. Me agaché esperándola. Le mostré la palma de mis manos y me pregunté si dolería. Si era necesario desaparecer de allí, lo haría.

La última imagen que vi fue la de aquellos árboles talados del bosque, antes de que todo perdiera sentido. Y me volví muda y sorda. Y poco después, todo fue silencio.

Photo by Artem Beliaikin on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: