Paula, poema en imagen

Paula

¿Qué esculpirá el tiempo
después de una ruptura paralela?
Puede ser que el polvo haya permitido tejer
pálidas páginas privadas,
donde la lluvia todo lo borra.

Desmesurada la barriga, nueve meses
pugnan y palpitan por salir,
disfrazados disimulan largos sufrimientos
y un pánico punzante y preciso.

Naciste en un día húmedo,
como una pulpa, pequeña Paula,
con los pies mojados y los párpados tristes,
Fuiste heredera sin padrón, en plena noche
pobre, sola y abandonada.

Con el puño en la boca,
tu primera palabra,
cayó en un pozo profundo,
la segunda en un matojo de pinchos,
y, pellizcada el alma, hablaste precoz.

El tiempo con breves pinceladas,
transforma el cuerpo pueril y pinta curvas
finas y frutadas: los pechos como manzanas,
el pubis de melocotón, muslos como peras.

Te perjuraron amor eterno,
y sin cuentos de princesas te enamoraste,
Paula, hasta mariposas volaron
como primaveras pasajeras prolongadas,
aunque, a pesar de todo, no fueron perdurables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.